Ya está nuevamente nuestro Bendito Simpecado en nuestra Capilla.

Gracias a los hermanos por la confianza depositada en esta Junta de Gobierno y en su comisión de “Camarin” para acometer esta obra.

Gracias a todas las personas que han estado colaborando en todo lo posible, para que este día llegara y nuestro Bendito Simpecado volviera a su casa, y no porque en el lugar que estaba antes estuviera mal, ya que estaba en el Sagrario de nuestra Parroquia de Santa María de La Estrella, junto a su Hijo.

Gracias a Don Antonio Santos Moreno, párroco de la parroquia Santa María de La Estrella y director espiritual de nuestra Hermandad, por todos este tiempo en el que hemos estado allí mientras acometíamos las obras de restauración. También queríamos agradecer a las personas que están en nuestra Parroquia ayudando, siempre dispuestas para cualquier cosa que necesitáramos.

Esta Junta de Gobierno, solamente tiene palabras de agradecimientos para todos.